Tratamiento de Uñas Mordidas

¿Te muerdes las uñas? ¿Conoces a alguien que se las muerde? Por desgracia, en la mayoría de los casos una de estas dos preguntas tiene como respuesta un rotundo SÍ. Sigue leyendo y descubrirás qué hay detrás de un impulso tan dañino.

La onicofagia es el hábito de “comerse las uñas” y aunque no está considerada como enfermedad, sí lo está como patología nerviosa. Realmente nos enfrentamos a un hábito que no sólo tiene connotaciones negativas a nivel estético, sino que puede ocasionarnos problemas con nuestro organismo. Pero antes de profundizar en las consecuencias, vamos a intentar comprender las causas de este comportamiento para entender mejor a qué nos enfrentamos. Morder las uñas es para un gran número de personas una válvula de escape al nerviosismo. Es un mecanismo que utilizamos para enfrentarnos a determinadas situaciones, como otras personas pueden fumar o comer dulces. Al fin y al cabo, se trata de combatir la ansiedad llevando algo a la boca.

  • Causas psicológicas: cualquier estado de nervios, ansiedad, angustia, etc; puede desencadenar un impulso inconsciente y frenético de morder las uñas. El estrés, los problemas cotidianos y la presión social son algunas de las causas frecuentes.
  • Causas psicosomáticas: aunque es imposible generalizar a todos los casos, nos centraremos en los casos más severos, ya que en su mayoría encontramos frustraciones acumuladas, timidez y baja autoestima.

Ahora llega el momento de hablar de las terribles consecuencias que puede ocasionarnos este mal hábito.

  • A nivel estético:unas uñas mordidas dan muy mala imagen. Dan a entender que estamos ante una persona nerviosa, ansiosa y descuidada. No podemos ocultar nuestras manos, ya que son una parte básica de nuestra forma de comunicarnos. Comemos con ellas, trabajamos, acariciamos, etc.
  • A nivel emocional:las personas que se muerden las uñas son conscientes de ello y de las implicaciones que supone. Cuando la persona es consciente de que no puede reprimir este instinto se siente mal consigo misma, lo que se traduce en baja autoestima y falta de control. Esta sensación de angustia puede desembocar en un deseo mayor de morderlas, para combatir dicho sentimiento.
  • Para tu salud:el problema más obvio reside en los gérmenes y bacterias con los que están en contacto nuestras manos. Al llevarlas a la boca, se ponen en contacto con nuestra saliva y entran en contacto con nuestro tracto digestivo, provocando enfermedades. Por otra parte, los daños en la cutícula y la placa ungeal, pueden hacer que aparezcan deformaciones, infecciones e inflamación crónica. Además, los daños pueden ser permanentes no sólo en uñas, también en dientes y encías.

Como hemos visto, es un problema más serio de lo que puede parecer a simple vista. Lo importante es saber cuáles son las causas e intentar poner remedio lo antes posible.

En Cleó tenemos la solución. 

Horarios

Lunes a Viernes de 10:00 – 13:30 y de 16:00 – 20:00
Sábado de 10:00 – 13:30 |CON CITA PREVIA|

VERANO: Del 15 al 30 de agosto (ambos inclusive) permaneceremos cerrados por vacaciones.

Contacto

c/ Federica Montseny, 4, semi-esquina con
Bulevar Clara Campoamor. 19005 – Guadalajara
949 033 894 | 678 814 314
info@esteticacleo.es